Noticias

sábado, 16 de junio de 2012

Las manos negras del ciclismo



Los que llevamos años en el deporte sabemos que muchos repudian las federaciones. Curiosamente mi comienzos en el mundo del ciclismo y el entrenamiento surgieron de ese inconformismo que me caracteriza, y que me hace luchar por aquello que creo que es justo.
De esto ya ha llovido, pero mi hermano (el pilar fundamental de mi afición a este deporte) era cadete y a pesar de merecer estar en la selección madrileña, que representaría a la comunidad en los Ctos de España de Candanchú, por algún motivo no le seleccionaron. La solución fue fácil, nos plantamos en la federación de ciclismo y preguntamos directamente al seleccionador porque no le había seleccionado a él, cuando había gente con menos rendimiento que si iba.
 Ese año mi hermano Pablo Palacios corrió con la selección de Madrid los campeonatos de España de MTB donde Mariano García ganaba el Cto de España en Cadete, y yo cerraba un acuerdo para hacerme cargo de un equipo madrileño “de los buenos”, Novotel.

Si los cálculos no me fallan de esto hace 16 años y las cosas siguen igual. La mano negra de las federaciones está presente en muchas de ellas, y cuando lo digo, es con conocimiento de causa. Siempre he creído que el ciclismo iría mucho mejor si todos pasáramos por las diferentes partes que conforman este deporte.
Todos deberíamos vernos alguna vez vestidos de ciclista, organizando una prueba, haciendo de juez o formando parte de una federación para saber lo que realmente se cuece en esos lugares. En mi caso, solo me falta ser juez árbitro, porque de la federación que tanto repudiaba, ya formé parte.
Mi paso fue de unos 4, pero una de las manos negras creció hasta alcanzarme e invitarme a irme de forma poco sutil y mucho menos valiente. Fui un orgulloso seleccionador, con una estructura, que en boca de otros personas, jamás había tenido una selección madrileña de MTB.
Tuvimos buenos resultados deportivos, pero muchos mejores resultados a nivel de formación, trasmisión de valores, educación, enseñanza de cómo alimentarse, cómo convivir, cómo comportase.
El balance fue tan positivo que jamás hubo ni un solo altercado con ninguno de los 35 adolescentes, chicos y chicas que compartían, hotel, albergue o lo que fuera durante 5 días.
Eso sin contar con el equipo técnico del que tendríamos que dedicar otro post, solo apuntar que algunos de ellos están ahora dirigiendo revistas de Triatlón, han sido jefes de pruebas en revistas de ciclismo, han estado al más alto nivel nacional en MTB, has sido campeones de España de Rally, han sido mecánicos durante años, además de ex corredores de MTB, o son fisioterapeutas especializados en terapia regenerativa y osteopatía…
En el ciclismo sobra mucha gente que no solo no ayuda a este deporte, sino que además lo mancha con el único afán de llenarse los bolsillos y ponerse medallas. Cuando era seleccionador tuve que decirle a uno de los corredores que entrenaba que no iba a ser seleccionado. El enfado del corredor fue monumental, tanto que dejo de entrenar conmigo y me dejo a deber una buena cantidad de dinero. No me importó correr el riesgo porque mi función como seleccionador era llevar a los mejores y no favorecer a mis entrenados.
Desgraciadamente esto que parece tan obvio (al menos para mí) no lo debe de ser para otros que siguen alargando su oscura mano para favorecer a sus entrenados dejando a fuera a otros que se esfuerzan al máximo para conseguir ese preciado maillot de la selección, que no vestirán aún sabiendo que su rendimiento es mayor que los integrantes de la selección. Es triste que un entrenador que presume de transformar un Seiscientos en un Ferrari, tenga que conseguir los objetivos de una forma tan poco deportiva y ética. Pero es justamente eso lo que le falta esa gente, un poco de ética. Siempre he pensado que aquel que se ve amenazado en su trabajo, por otro que realiza su misma actividad, es porque tiene serias dudas sobre su capacidad.

Estoy seguro que el tiempo pondrá a cada uno en su sitio y algún aviso ya hemos tenido, pero parece que no ha sido suficiente. Ese día espero poder retomar una de las actividades que más satisfacciones me ha dado el ciclismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal