Noticias

jueves, 30 de agosto de 2012

Triatlón en super pareja



Siempre se ha dicho que las bicicletas son para el verano pero en el caso del Triatlón creo que con más motivo. Este 2012 ha sido año olímpico y hemos podido disfrutar de horas y horas de montones de deportes que no vemos durante 4 años.


No es el caso del Triatlón pero si que tendremos que esperar otros 4 años para poder volver a ver a un español disputando una prueba olímpica de esta disciplina.


Nuestra integrante Marina acudió a los JJOO de Londres y cumplió su sueño, y el de muchos otros en los que nos incluimos. Todos sabíamos que llegaba después de una temporada con muchos problemas físicos pero eso lo menos importante.


Mereció la pena verla nadar delante, coger en la bici al primer grupo y bajarse a correr con el grupo de las 3 medallistas. Su sonrisa y la nuestra fueron el mejor recuerdo que guardaremos de estos Juegos Olímpicos de Londres.



Pero Marina siempre tiene junto a ella un apéndice, un apoyo y un triatleta. Su marido Guillermo Bogas ha retomado las competiciones después de unos problemas en la rodilla que le han tenido apartado meses de las carreras. Su regreso fue en Valladolid con un 2º puesto.



Tras esa prueba acudió a Pálmaces en donde el Top10 se escapó por una sanción al interpretar el juez que había estado a rueda de otro corredor en la transición de la bici en una prueba que es sin drafting.

 

Pero una de la pruebas más importantes en el calendario de Bogas es la que se celebra en Cercedilla. Es un Duatlón que cada año crece y en el que el ambiente es inmejorable. Conseguir el pódium delante de sus paisanos es cada vez más complicado para Guillermo, que año tras año se encuentra una parrilla plagada de superclases. Finalmente la recompensa fue doble; 3º clasificado y trofeo entregado por una triatleta olímpica que además es su mujer.


Como buenos compañeros Marina y Guille estuvieron compitiendo juntos en Cuenca.

Marina llegaba muy agotada de los JJOO pero quiso acudir a esta prueba sin drafting en la que sufrió más de lo habitual para poder conseguir la victoria.



En el otro bando Guillermo tuvo un mal día. La bici ya le pasó factura y corriendo tuvo que conformarse con un atípico crono de más de 50 minutos para un 10.000. Los superclase aprovechan incluso estos días tan duros y desmoralizantes para seguir aprendiendo a correr con malas sensaciones.

Enhorabuena a la pareja más triatleta que conocemos. Lo mejor está por llegar y pronto regresaremos con una gran exclusiva!

Fotos obtenidas desde Facebook y Blog de Marina y Guillermo



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal